BIODINAMICA

Los diferentes ritmos fisiológicos pueden ser percibidos como un movimiento respiratorio sutil en todas las estructuras que componen el Sistema Craneosacral (encéfalo, médula espinal, líquido cefalorraquídeo, meninges, huesos craneales y pelvis). Este movimiento, llamado Movimiento Respiratorio Primario (MRP), es similar a una «marea» y se transmite a todos los órganos, tejidos y células. La calidad y potencia con que emerge y recorre todo el organismo expresa el estado de salud y la vitalidad del individuo.

Si una experiencia no es demasiado traumática, o si tenemos muchos recursos para gestionarla, podremos integrarla y crecer con ella. Pero si ha sido demasiado grave, o no disponemos de dichos recursos en ese momento, puede quedar grabada en la memoria de nuestros tejidos limitando sus posibilidades, en definitiva, restándonos salud.

La biodinámica nos permite poder tomar conciencia de esas historias guardadas a través de la creación de un espacio seguro y de profundo respeto. Se trata de un contacto y una escucha desde el silencio, sin necesidad de análisis ni juicio alguno, ya que si el cuerpo lo resolvió así en su momento, probablemente lo necesitó para poder continuar hacia adelante.

El osteópata biodinámico trabaja con y desde el interior de su organismo, a través de la creación de un campo de escucha consciente sintonizando con los ritmos internos del paciente, con el objetivo de acompañar y facilitar esta capacidad de autocuración tan potente de la que disponemos.

La persona accede a profundos estados de descanso, relajación y entendimiento, aumenta su capacidad de resiliencia y todo su sistema se empodera al conectar con sus recursos.

El terapeuta biodinámico nunca impone nada sobre el cuerpo del paciente, ni fuerza a su organismo hacia la «corrección».  Es el mismo sistema del paciente el que dirige su proceso de curación.

Es apropiada para personas de todas las edades, desde ancianos hasta bebés, así como durante el embarazo y posparto, después de una operación, un accidente, o en otras condiciones de fragilidad. Al tratarse de una terapia sutil y respetuosa, puede ayudar a las personas con casi cualquier condición, incrementando su vitalidad.

La biodinámica también es una forma de descubrir quién eres, a través de vaciarse de lo que no eres. Y, como decía Mike Boxhall:

«La salud no es otra cosa que encontrar ese lugar escondido, dentro de cada uno, llamado Paz».

A través de una escucha consciente y profunda, el cuerpo se expresa y busca su propio camino hacia la salud.

Abrir chat
1
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?