osteopatía en la embazarada

PREPARTO

Para favorecer la fertilidad podemos tratar las malposiciones uterinas, las secuelas infecciosas y postquirúrgicas y cualquier bloqueo de la pelvis o de las estructuras vecinas. Las técnicas osteopáticas para la trompa son eficaces cuando existe endometriosis, o bien adherencias peritubáricas. Además se encuentran antecedentes de congestión vascular pélvica en un 90% de los casos de infertilidad.

Cada tejido se puede tratar con una técnica específica haciendo un correcto diagnóstico de la disfunción de movilidad.

EMBARAZO

El embarazo modifica las líneas de gravedad, produce una hipercifosis dorsal e hiperlordosis lumbar. Esto aumenta las presiones sobre las carillas articulares lumbosacras y es causa frecuente de lumbalgias o ciatalgias. Las lumbalgias de origen venoso son también muy frecuentes, así como el síndrome de Lacomme (osteo-musculo-articular-abdomino-pélvico).

Además el parto se lleva a cabo más fácilmente si la pelvis ha sido liberada previamente.

POSTPARTO

Ciertos dolores referidos pueden quedar como secuela del traumatismo obstétrico. El desgarro perineal o una mala cicatrización puede afectar al esfínter, e incluso a la mucosa rectal.

El síndrome abdominopélvico se presenta con mucha frecuencia. Se caracteriza por la persistencia de zonas dolorosas a nivel de la región hipogástrica, lumbosacra y glútea, además de impotencia funcional (incapacidad de movimiento en esa zona).

La incontinencia urinaria de esfuerzo se presenta en el 40% de las madres. Desde la fuga ocasional hasta una incapacidad total para retener cualquier cantidad de orina.

La madre podrá beneficiarse de una revisión para asegurar que la columna, pelvis y costillas están volviendo a su posición normal y, por tanto, que los órganos y tejidos recuperan su correcta funcionalidad.

Abrir chat
1
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?